ZOO - BIOPARC

Bioparc Valencia: un zoológico de nueva generación. Inagurado el 28 de febrero de 2008

bIOPARC

En total, el Bioparc ya alberga al 80% de las 250 especies y 4.000 animales

Bioparc Valencia es un parque zoológico de nueva generación que ha sido creado basándose en el concepto de zoo-inmersión, sumergiendo al visitante totalmente en los hábitats salvajes. Así, se han diseñado puntos de visión dentro de cuevas, en el subsuelo o bajo los lagos y estanques.

Bioparc Valencia está comprometido con la conservación de los animales, así como con la educación y la concienciación sobre la necesidad de preservar sus ecosistemas de origen.

  

Participa en decenas de programas de reproducción en cautividad de especies en peligro de extinción, al mismo tiempo que ofrece una amplia oferta didáctica.

Pero más allá de la ética y de la conservación, Bioparc  Valencia es un mundo mágico.

Que ofrece experiencias emocionantes en cada recodo del parque y en cada minuto de la visita. Donde uno puede aventurarse y descubrir a los animales salvajes y sus hábitats.

La Alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el Director del Parque Zoológico de Valencia, Ignacio Docavo, colocaron a finales de octubre la primera piedra del Bioparc de Valencia "Ignacio Docavo". De esta forma se da inicio a la primera y más amplia fase de construcción del Bioparc, que se extiende sobre una superficie de 75.000 metros cuadrados, de los 95.000 totales de que consta el ámbito.

La Alcaldesa mostró su satisfacción por este acontecimiento, y ha manifestado su agradecimiento al Profesor Docavo "por haber mantenido viva durante largos años la necesidad de disponer de un espacio para los animales con la dignidad que tanto éstos como la propia ciudad exigen".

Asimismo, la alcaldesa señaló el dinamismo de las actuaciones en la cabecera del antiguo cauce del Turia, emplazamiento del Parque de Cabecera, que ya cuenta con el Bosque Mediterráneo y el Lago, y el Bioparc y, más adelante, el Parque de Atracciones.

Inmersión en el entorno natural

De esta forma, un total de 4.000 animales, pertenecientes a 250 especies, aparte de los invertebrados, tienen en Valencia su espacio, perfectamente recreado, y dividido en tres grandes áreas temáticas: África, América y Asia. La actuación ha comenzado es la dedicada a África; es la más amplia y ofrece tres espacios bien diferenciados: Madagascar, el Bosque Ecuatorial y Humedales, y la Sabana. Especies bien familiares para el público como leones, elefantes, rinocerontes o cebras convivirán con otras menos conocidas, tales como bongos, sitatungas, potamoqueros o dik-dik.

Los primeros inquilinos del nuevo Bioparc serán los animales que actualmente ocupan el Parque Zoológico de los Viveros, "entre ellos, comentó Rita Barberá, el rinoceronte blanco Rómulo, que podrá reunirse con un grupo reproductor de su especie". Precisamente, ésta, la reproducción, será una de las facetas que impulse el Bioparc de Valencia, en el marco de la prestigiosa Asociación Europea de SOS y Acuarios, EAZA, que ya ha admitido la candidatura del Bioparc Valencia, lo que avala la calidad del proyecto elaborado por el ayuntamiento.

Dentro del plan de colección animal, se ha dado cabida a un buen número de especies amenazadas de extinción, para las que se van a diseñar diversos programas de reproducción y cría (en la primera fase, más de 45 programas). La finalidad de ello es mantener poblaciones genéticamente viables y autosuficientes en cautividad, que puedan servir como reserva para posibles reintroducciones en las zonas de origen. "Nuestra ambición por Valencia y exigencia de calidad lleva a nuestra ciudad a los primeros lugares del mundo", manifestó la Alcaldesa.

La construcción del Bioparc Valencia será un elemento generador de riqueza y empleo en nuestra ciudad, ya que el complejo exigirá una plantilla especializada de 170 personas fijas. Asimismo, Barberá destacó el elemento cultural que impregna todo el proyecto, y que se enmarca en el itinerario que describe el antiguo cauce del río Turia, el "Riu de Cultura" que, curiosamente, se inicia con el Bioparc, ámbito para el conocimiento y observación de los animales, y confluye en L'Oceanogràfic, un espacio de fauna marina y acuática.

El nuevo Bioparc Valencia reproduce espacios singulares como un "kopjie", gran formación granítica de la sabana, la llamada Cueva de Kitum de Kenia, una enorme gruta excavada a lo largo de los años por elefantes en búsqueda de la sal que impregna sus paredes, un "bai" o claro pantanoso de una selva ecuatorial, o las singularidades de la isla de Madagascar, con cuyos simios autóctonos, los lemures, se podrá establecer contacto directo.

La empresa del nuevo zoo negocia con una multinacional para instalar junto al Bioparc una noria gigante similar a la de Londres

En julio del pasado año, el concejal de Grandes Proyectos, Alfonso Grau, anunció que la empresa concesionaria del nuevo zoo de Valencia, Rain Forest, negociaba con una multinacional la construcción junto al Bioparc de una noria gigante, similar a la que se ha convertido en todo un reclamo turístico en Londres. A día de hoy, indicaron fuentes de la compañía, el proyecto sigue vigente y está incluido en las siguientes fases del zoológico.

En la zona más cercana a la rotonda de Pío Baroja, la empresa Rain Forest tiene previsto un recinto de ocio dominado por las tematizaciones del Lejano Oriente.

La noria panorámica más alta del mundo, con 135 metros, se encuentra en Londres. La atracción, conocida como "London Eye", se construyó junto al río Támesis en la orilla opuesta al Big Ben, en el año 2000 para dar la bienvenida al nuevo milenio.